jueves, 19 de enero de 2012

Twitter, Appadurai y la modernidad desbordada.


César Huerta/ @zorrotapatio

En el marco de una modernidad desbordada, los medios de comunicación electrónicos han sido transformados por uno de los inventos más importantes de la historia del ser humano: el internet. Nacido por fines militares que siempre buscan terminar con la vida del otro, revertió su origen dañino y hasta nuestros días es una de las herramientas tecnológicas donde el trabajo de la imaginación que resalta Appadurai es de total relevancia, pues dota para millones de cibernautas en el mundo, de un sinfín de posibilidades para la acción, creación e incluso subversión.

Un buen ejemplo de esto es Twitter, una red social donde interactúan miles de personas a lo largo y ancho del planeta. A diferencia de Facebook, lo que ahí se escribe puede ser leído en total libertad y por todos, las palabras y las voces se escuchan e incluso suelen en algunas ocasiones superar y dictar agenda a las de medios tradicionales, que antes podían decirse la voz de todos sin recibir ni una sola palabra. En dicha red el individuo puede desplegar una amplia variedad de realidades a través de un clic.

Twitter es también un espacio de disputas y negociaciones simbólicas mediante el cual los individuos muchas de las veces anexan lo global a sus prácticas cotidianas, respecto a lo que ellos consideran lo moderno.

Y es esta modernidad desbordada la que ha traído como consecuencia una interacción sin precedentes mediante una nueva forma de comunicación capaz de achicar al mundo para hacerlo propio, entenderlo y conocerlo. En Twitter se han creado vecindarios virtuales en los cuales los individuos pueden convivir e incluso pueden ser generadores de contextos. Los grupos sociales que en esta red convergen pueden unirse a una rebelión contra el orden social establecido o quedarse inmóviles frente a la realidad. Tienen en su poder la capacidad de hacer temblar a muchos medios tradicionales y corporaciones o quedarse detrás de la computadora y sólo pensar en sí mismos.

Los individuos que utilizan esta red y se comunican en ella están desterritorializados y sólo unidos por comunidades de imaginación y de intereses ancladas por sus posiciones y voces diaspóricas. Intercambian información y construyen vínculos que afectan a muchas áreas de su propia vida. No necesitan de pasaporte y sólo depende eso sí del acceso a internet y a los aparatos tecnológicos que hacen posible su conexión. Dicha brecha tecnológica suele ser limitante para la comunicación y por ella, miles quedan al margen.

Pero sin duda se han generado espacios colectivos de transformación, las revueltas de este año iniciadas en la primavera árabe, continuadas en el Mayo español y finalizadas con los estudiantes chilenos y los indignados de todo el mundo, demostraron la factibilidad de las redes sociales para unir lazos en común por una causa.

Audiolibro Recomendado del Mes

Compartimos el Libro: "De la dictadura a la Democracia" del autor Gene Sharp, en su formato audiolibro para nuestros estimados lectores. Un título imprescindible sobre los diferentes métodos que el autor propone para disolver dictaduras por medio de revoluciones pacíficas y acciones no-violentas. (son díez capítulos que se estarán subiendo hasta completar la carpeta):