miércoles, 25 de enero de 2012

Somos...



Somos fatalmente, la suma de nuestras decisiones e indecisiones. El producto de las acciones y no-acciones de otras gentes y otras vidas. Elegimos a diario, desatamos la tiranía del destino sobre otros, los condenamos a decidir y ellos nos condenan. Un bebé que llora, un viejo que agoniza, un camión que se retrasa, una mariposa que agita sus alas en el Ecuador, condenan a París, Wall Street, a la tienda de la esquina y al borracho del pueblo.

Aún si decidimos no elegir, el caos encontrará un orden y las cosas comenzarán a depositarse en su lugar. Lluvia, polvo, amores, sueños, ilusiones. Inevitablemente curiosa, la vida va cerrando las puertas traseras, los escaparates, el regreso continuo y deseado hacia un pasado inalcanzable, al punto de ruptura, al cruce de caminos.

Cada decisión es morir un poco. Cada paso encierra su propia fatalidad, vida y muerte besados, conjugados y sumados. Luego, nosotros nos definimos de muchas formas, como personas, tomamos las palabras más resonantes y las redactamos para definir quiénes somos. Ignoramos lo que fuimos, lo que somos y los que nunca fuimos, los que nunca serán, los múltiples yo que mueren cada vez que respiramos.

La vida es muerte, una mortandad constante pero necesaria. Somos el producto de la mortalidad fecunda de nosotros mismos, somos más muerte que vida y sin embargo somos vida, por encima de todo, vida.

Audiolibro Recomendado del Mes

Compartimos el Libro: "De la dictadura a la Democracia" del autor Gene Sharp, en su formato audiolibro para nuestros estimados lectores. Un título imprescindible sobre los diferentes métodos que el autor propone para disolver dictaduras por medio de revoluciones pacíficas y acciones no-violentas. (son díez capítulos que se estarán subiendo hasta completar la carpeta):