domingo, 22 de enero de 2012

Una de películas, Sin nombre



Personalmente, pretendo apoyar al cine mexicano y en general al cine latinoamericano. Nuestra región es tan rica y tan diversa, que hasta me parece increíble que los gringos, las grandes casas productoras de Hollywood no se hayan aventado su versión de "La noche triste" o "La caída de Tenochtitlán", sólo por decir algunas en México.

Hoy me tocó disfrutar de una de las películas latinas con mejor fotografía que jamás he visto, su nombre paradojicamente es "Sin nombre".

En mi apreciación personal, la historia es un poco floja, uno la ve, y no se termina de creer lo que el protagonista por "Sayra", o lo ingenua que puede llegar a ser esta última. Pero de fondo, corre una realidad a medias, que lacera, que lástima, o que nos debiera de doler como mexicanos primero, como latinos inmediatamente. De fondo corre la trágica historia de los indocumentados, desde que abordan "La Bestia" en Tapachula, Chiapas hasta llegar a Reynosa. El grueso pues, del filme se desarrolla en México, el otro México, el México de paso, que es un peligro en si mismo, el México noble y de fondo, que está ensartado hasta lo último de importancia, el olvidado, al que los otros escuchan en las noticias de a diario, pero que nadie conoce, sólo unos pocos. La cruda historia de un México cruel, desalmado y a veces bondadoso, frente a los hermanos que obligadamente cruzan sobre este país tan contrastante y clandestino.

La película es cruda, y sin embargo se queda corta. En donde si se lleva un diez cómo pocas, es en la fotografía, es trágico ver las selvas verdes de Chiapas, más verdes aún por la tormenta que se descarga desde aquí y hasta los cerros que se miran azules a lo lejos. Y en el medio de un desierto verde, la mole de chatarra avanzando con cuerpos agazapados a su espalda.
Una película muy buena, a la que creo, debemos darle un chance.

Audiolibro Recomendado del Mes

Compartimos el Libro: "De la dictadura a la Democracia" del autor Gene Sharp, en su formato audiolibro para nuestros estimados lectores. Un título imprescindible sobre los diferentes métodos que el autor propone para disolver dictaduras por medio de revoluciones pacíficas y acciones no-violentas. (son díez capítulos que se estarán subiendo hasta completar la carpeta):