martes, 12 de enero de 2010

Carlos Bolado mostrará en cine su visión del 68


El cineasta mexicano Carlos Bolado quiere estrenar Tlatelolco en el mes de octubre. EL UNIVERSAL

 El Universal


 Con una historia de amor, Carlos Bolado mostrará en una película qué ocurrió en los meses previos a la tragedia de Tlatelolco en 1968, para que la gente sepa por qué pasó lo que pasó en esa época.


Dice Carlos, el mismo director de Bajo California, el límite del tiempo, que de no haber sido cineasta, su nombre figuraría entre los historiadores. Es de las personas que le encanta hablar de lo que pasó en el país, en el mundo, y del futuro de éste.

Hace seis años preparaba el proyecto Amapola, sobre el desarrollo del narco en México, que finalmente no se concretó. Luego su documental Promises, acerca de los niños palestinos, logró una nominación al premio Oscar. En 2009 estuvo al frente de Entre líneas, serie para Once TV y de próximo estreno, cuya primera fase habla, entre otras cosas, de la violencia que genera la droga.

En diciembre pasado comenzó el rodaje de Tlatelolco, protagonizada por Cassandra Ciangherotti y Christian Vázquez, en la que abarcará los meses previos a la masacre en la Plaza de las Tres Culturas y el inicio de los Juegos Olímpicos de 1968. Ya filmó en las instalaciones de Ciudad Universitaria (UNAM) y la próxima semana recreará una marcha en Paseo Reforma. Aún falta más de un mes para concluir este filme cuyo estreno podría darse en octubre.

“Se trata de una historia de amor enclavada en todo este movimiento estudiantil”, cuenta el veracruzano.
“Ya existe Rojo Amanecer de Jorge Fons, donde se habla de lo que ocurrió el 2 de octubre de 1968, ahora es importante saber más del contexto previo. Muchos mexicanos no saben exactamente qué pasó, sólo que hubo una masacre o algo así, y no saben lo demás. Aquí hablamos desde julio (de ese año), cuando se da el conflicto entre estudiantes y nuestros personajes no saben en qué va a desembocar”, agrega Bolado.

Tlatelolco es producida por Corazón Films, con apoyo de la UNAM, que prestará su archivo fílmico para ser incluido en la trama.
En el elenco figuran Roberto Sosa, Gustavo Díaz Ordaz y Ricardo Kleinbaum, en el papel del entonces Secretario de Gobernación Luis Echeverría Álvarez. También se encuentran, entre otros, Álex Perea, Teresa Ruiz, César Ramos y Armando Hernández.

—¿Hay el riesgo de que caiga en una historia romántica dejando de lado lo que pasó ese año?
—Es el reto y estoy dispuesto a tomarlo. A mí me inspiró el libro de Paco Ignacio Taibo II, sobre el 68, en donde habla de las cosas lúdicas. Un tiempo antes de la gran matanza en la que hubo mucho descontrol, liberación sexual, rebeldía que llegaba con The Beatles. No había internet ni chats, entonces lo que se pensaba se decía y punto. También se dieron historias románticas, seguramente, y en eso no voy a estar mintiendo. Lo que me interesa es ver cómo las historias individuales son afectadas por las universales, cómo se relacionan.

—¿Cómo armar ese 1968?
—Cuando hablé de la idea de hacer la película, primero quise hacer un documental para Once TV (que se transmitió). Leí todos los libros posibles, entrevisté a más de 60 personas que estuvieron en el movimiento estudiantil, hice una investigación hemerográfica. ¡Llevo un año y medio trabajando en esto! Luego las cosas salen de manera natural. A un taxista le pregunto dónde estuvo ese día; en una cena me encontré a un hombre que fue a la escuela con los hijos de Díaz Ordaz, y que iba a Los Pinos. De pronto tenía anuarios, fotos, mucho material que jamás me imaginé tener. Ya con eso te vas haciendo la historia a base de retacitos, vas atando cabos.

—¿Habrá momentos históricos que se recrearán tal cual?
—Es importante decir que esta película es difícil de hacer porque es de época, la ciudad se sobrepobló, hubo más seguridad, se levantaron cercas, la arquitectura se transformó y ya es difícil de reproducir ese año. Con Andrés León Becker y Jaime Reinoso (directores de fotografía) decíamos que dónde íbamos a poner tantos autos de hoy que hay en la calle, es imposible. Así que vamos a filmar algunas cosas y en otras nos vamos a apoyar con material de la Filmoteca de la UNAM, para mezclar ese con el de ficción. No voy a poder tener a 150 mil personas en Reforma, así que vamos a hacer eso. Habrá algo de CGI (efectos por computadora), pero mínimo.

—¿Después de las críticas de “Sólo Dios sabe”, tu anterior filme, pensaste que sería difícil volver a dirigir?
—Siempre tu mejor película es la anterior. A la gente le gustó Sólo Dios sabe, hubo a otros que no, pero ni la vieron. De momento llega la duda, pero después de ella estuve en Estados Unidos planeando dos películas que no se hicieron, luego vine a hacer Erótica (con otros realizadores) y ahora ésta, que esperamos se estrene en octubre para que no se olvide.



Una sola mirada, diferentes visiones.

Audiolibro Recomendado del Mes

Compartimos el Libro: "De la dictadura a la Democracia" del autor Gene Sharp, en su formato audiolibro para nuestros estimados lectores. Un título imprescindible sobre los diferentes métodos que el autor propone para disolver dictaduras por medio de revoluciones pacíficas y acciones no-violentas. (son díez capítulos que se estarán subiendo hasta completar la carpeta):