lunes, 4 de junio de 2012

Adicta de tu amor

Imagen by in.circles_Flickr


Buscar el sabor del placer en los aromas inimaginables, perderse en esa gama aromática que va desde un toque suave y mágico, como a talquito, lo describiría yo, hasta aquellos aromas seductores y varoniles que terminan en un toque de madera o pino seco, ese aroma añejo que te inspira las narices en cuanto que aquel simpático caballero pasa junto a ti; ese era el exquisito vicio que me enseñaste y que aprendí a disfrutar entre tus brazos poderosos al son de unos besos bien melosos y abrazos calurosos (en esta época del verano el calor es insoportable, pero no tanto como para estar entre tus brazos).


Y de repente un día me confundió tu aroma a talquito, volví el rostro, pues ese era el único aroma que en ese tiempo distinguía, el peculiar aroma de mi abuelo los domingos por la tarde antes de ir a Misa; pero no, eras tu, alguien distinto con una mirada penetrante que se clavaba en lo más profundo de mi ser, eras tú vistiendo ese peculiar atuendo de los alumnos de la facultad de medicina humana, ese rostro, esos labios después de aquella primera vez no los pude jamas volver a sacar de mis pensamientos, tu mirada me seguía en todas partes a donde iba, el recuerdo de tu aroma iba impregnado en mi olfato.


Irremediablemente me embrujaste con tus ojos de gato a medio dormir y tu aroma seductor que nadie más a cien mil kilómetros a la redonda puede usar; eres simplemente tú, tan único y especial, el que me hace suspirar, el que cambio mis noches de angustia, prnizor noches mágicas eternizando sueños que al correr de los días se van volviendo realidad.

>Te amo, discúlpame pero no puedo contenerme más este sentimiento tan inoportuno que vino a romper cerrojos y a correr a inquilinos tan tenebrosos.

>Te amo, yo también de la misma forma en que tu lo haces, tal vez más allá de lo que todos pueden pensar.


Esa noche entre mimoseos y frases perdidas llegamos a amarnos hasta la intimidad, esa donde no hay terror de mirar lo que hay en el fondo, o debajo de las ropas.

Esa noche empece a amar un niño con cuerpo de hombre, a un fanático empedernido de los más exquisitos aromas, que deslumbra mi olfato, con las fragancias mas exquisiestas, una para cada día.

Hoy te amo, mañana no sé, pero si Dios y el tiempo así lo quieren nos  casaremos en París en alguna prestigiada tienda de fragancias, donde no me sea imposible volver a recordar a mi querido abuelo.

Audiolibro Recomendado del Mes

Compartimos el Libro: "De la dictadura a la Democracia" del autor Gene Sharp, en su formato audiolibro para nuestros estimados lectores. Un título imprescindible sobre los diferentes métodos que el autor propone para disolver dictaduras por medio de revoluciones pacíficas y acciones no-violentas. (son díez capítulos que se estarán subiendo hasta completar la carpeta):