martes, 1 de diciembre de 2009

Y Pancho Villa hizo su aparición...


Finalmente nos ocuparemos de un caso en el que la elección del nombre de una calle es claro producto de una decisión política, pero también de un deseo propagandístico aprovechándose de la memoria de un personaje notable. Cuando las tropas de Francisco Villa entraron a la ciudad de México después de entrevistarse con las de Emiliano Zapata y formar una alianza, uno de los actos del Centauro del Norte más publicitados fue rendir homenaje a Francisco I. Madero y tal vez consideró que uno de los mejores mecanismos para perpetuar su memoria, sería dedicarle una de las principales calles de la capital del país. Así pues, a las 9 de la mañana del 8 de diciembre de 1914, el mismísimo Villa colocó una placa en la esquina de antigua calle de San Francisco, la cual fue rebautizada como Madero. Cabe señalar que el homenaje se hizo extensivo al vicepresidente José María Pino Suárez, seleccionando para honrarlo la calle de Isabel la Católica, rebautizada hacía apenas cuatro años. Aparentemente esa iniciativa no tuvo el éxito esperado pues la calle conservó su antiguo nombre y fue necesario buscar otra vía cuatro calles más hacia el poniente, que es la que actualmente lo lleva. Y también se rindieron honores a Aquiles Serdán, bautizando en su honor la antigua Plaza de Villamil, que todavía se conserva y es más conocida por estar ubicado ahí el ahora conocido como Teatro Blanquita. De esta forma, Villa demostraba su filiación con los iniciadores de la Revolución Mexicana, cuyos ideales había prometido seguir. Y de paso, atraía la atención hacia su persona …

Verónica Zárate Toscano
"La patria en las paredes o los nombres de las calles en la conformación de la memoria de la Ciudad de México en el siglo XIX"


Una sola mirada, diferentes visiones.

Audiolibro Recomendado del Mes

Compartimos el Libro: "De la dictadura a la Democracia" del autor Gene Sharp, en su formato audiolibro para nuestros estimados lectores. Un título imprescindible sobre los diferentes métodos que el autor propone para disolver dictaduras por medio de revoluciones pacíficas y acciones no-violentas. (son díez capítulos que se estarán subiendo hasta completar la carpeta):