lunes, 3 de marzo de 2014

El amor como campo de batalla


Amor en singular, amor en plural. Amor a la vida, amor a la tierra, amor a la madre, amor a la amante. Amor platónico, amor prohibido, amor libre, amor propio. Queda claro que existen miles de formas de amar y miles de formas de ser amado.

Sin embargo, ¿qué sucede cuando dos tipos de amor se confrontan, se excluyen y entran en una encarnizada lucha por el dominio del corazón?

Una posible respuesta a esta interrogante está incluida en Club Sándwich, una película mexicana que logra desentrañar la batalla entre el amor de madre y el amor surgido espontáneamente por enamoramiento, algo que si bien se puede conciliar, no deja de estar presente en el día a día de nuestra sociedad, sobretodo en la adolescencia pues es ahí donde el hijo comienza a descubrir nuevos mundos y también nuevos amores.

La historia de Club Sándwich comienza con Paloma (María Renée Prudencio), una joven madre de 35 años que siendo ella misma, ha sabido ser la amiga perfecta de su hijo Héctor (Lucio Giménez Cacho Goded) , un chico de quince años, rodeado de interrogantes y deseos de descubrir el mundo en el que está inmerso.

Es en ese contexto, en el que aparece Jazmín (Danae Reynaud), una adolescente de 16 años desenvuelta y atractiva, que de pronto, logra atraer toda la atención de Héctor, lo que en definitiva comienza a pesar en Paloma, quien se da cuenta que a partir de ahí, su vida con Héctor no volverá a ser la misma.

Contrario a lo que podría pensarse, la mirada del filme no está puesta en la relación que van tejiendo Héctor y Jazmín, sino en lo que siente Paloma, quien es la protagonista de la trama, según confesó a La Jornada Jalisco en octubre pasado, el director y guionista de Club Sándwich, Fernando Eimbcke.

“Empecé a escribir y empecé a descubrir que el personaje principal era Paloma, no Héctor, Héctor es un personaje muy importante en la relación de los dos pero el personaje con mayor conflicto era Paloma y en la escritura del guion empecé a escuchar la voz de Paloma y empecé a descubrir cosas que yo compartía con ella”.

Y no sólo eso, Eimbcke descubrió que lo que él contó en este filme, de alguna manera lo lleva al pasado.

“Siempre me ha interesado ese tema, yo creo que de alguna manera sigo siendo un adolescente aunque tengo 42 años pero como que a uno le gusta poder regresar a eso, a la infancia, a la adolescencia”.

La cinta, cuenta con la fotografía de María Secco, la música de Camilo Lara y se estrena este 2014 en las salas de cine mexicanas, después de haber participado en diversos festivales internacionales, como el Festival Internacional de Cine de Toronto, el Festival Internacional de Cine de Morelia y el Festival de Cine de San Sebastián, en la que Eimbcke recibió el premio como Mejor Director.

Audiolibro Recomendado del Mes

Compartimos el Libro: "De la dictadura a la Democracia" del autor Gene Sharp, en su formato audiolibro para nuestros estimados lectores. Un título imprescindible sobre los diferentes métodos que el autor propone para disolver dictaduras por medio de revoluciones pacíficas y acciones no-violentas. (son díez capítulos que se estarán subiendo hasta completar la carpeta):