domingo, 1 de abril de 2012

Pasiones entremezcladas


Imageb by Esperando por vos_Flickr


(ADVIERTO... que el siguiente relato fue obra de dos mentes conjugadas; al final este fue el resultado, así que en ocasiones se podrán topar con ciertos detalles que harán dudar acerca de mi sexualidad, pero todo es debido al sexo de cada uno)



Esa era una noche de silencio estremecedor que dibujaba una quietud intrigante, ni un solo movimiento, ni un solo sonido nada que pudiera perturbar a la mente, ninguna breve distracción para los sentidos los recuerdos, las historias poco a poco comenzaron a fluir. Llenando entonces el espacio de ideas nuevas para cumplir, ideas que se deslizaron hacia esa maravillosa noche por las heridas de mi piel por las cicatrices de mi alma; la noche era perfecta para escuchar para percibir para acariciar, esa perfecta quietud que intrigaba mi ser. Y se dibujaba en mis sueños y de repente el espectro inquietante de mis más bajos deseos se presento ante mi, sin querer, había abierto el telón de aquella dramática historia donde las pasiones más bajas se presentaban sin cesar; el tiempo, el espacio... Una hoja callo, un leve sonido que empezó a crear notas magnificas de continuo placer, me apresure a tomarla y entre mis dedos la deslice imaginando entonces el placer que me provocaban tus cabellos en mis dedos. 

>Advierto...

Que no soy de mente cerrada, que las ideas más hermosas también puedo plasmarlas en un ir y venir de ideas marcadas con el toque mágico de las noches más ardientes que mis deseos enfrentaron, las ideas mas hermosas se plasman desde la profundidad de mis mas delicadas pasiones; acaricio tus cabellos las deslizo entre mis manos dejo la oscuridad inunde mis ojos y me presente un lienzo perfecto para pintar con mis labios de tu recuerdo la silueta, de tu cuerpo cada curva inquietante. 

Esa delicada y excitante pasión inunda ahora toda mi piel, lentamente esa hoja se convierte en un sutil destello de locura acompañada de las caricias del viento que rozan mis mejillas y descubren las huellas de tus manos en mi rostro; ahora el viento trajo con sigo un ínstate de tu aroma, una pequeña porción de la mezcla de sensibilidad y placer que me provocas al sentirte llegar junto a mi, que precisa estar antes de que nos comencemos a amar pero… 

>Soy solo yo 

No estas tú aquí para aniquilar el deseo seductor y apagar este calor que cala mis huesos, que reboza todo mi ser, me hace tambalear, y es que un acto de locura hasta desnudaa podría salir a buscarte por ahí para hacerte apagar esta hoguera incesante de placer que al solo imaginarte, y con el solo y motivante ruido de una hoja al caer me hizo recordarte. 

¿Que me ocurre? No comprendo si tu no estas aquí como puedo sentirte, ¿como puedo tocarte? 
¿Que me has echo para percibirte tan real, tan perfecto?  ¿Que me has hecho para que mi piel se desnude con solo idearte entre mis piernas? 

Camino lentamente hacia la nada intentando que cada paso oculte los más íntimos sonidos que te traigan a mi; intento escapar pero aun el más delicado paso es una enorme loza que cae sobre mi espalda. Y en un abrir y cerrar de ojos estoy más cerca de ti de lo que nunca logre imaginar. Pero ya no me puedo aproximar más hay un abismo de confusión y oscuridad que nos separa, no sé cuanto tiempo se mantendrá, no sé si solo hoy, solo mañana pero te confieso que empiezo a desvanecerme, pues tu recuerdo me inquieta, pensarte me hace querer sino vivir llegar quizás a morir, morir para dejarme llegar hasta el sitio donde tu estés, donde se redimen los pecados más absurdo o quizás donde el silencio me diga que ya no estas. 

Trato de controlar mis deseos dejando de pensar queriendo apagar esto que me consume y me desquicia lentamente siento que tus manos se apoderan de mi, siento que las caricias que dejaste en mi piel se despiertan y con ellas tu recuerdo. 

Corro a mi habitación, cierro la puerto de golpe, mi corazón agitado grita sin parar intento huir de un fantasma de placer y seducción, de nuevo el murmullo del silencio me acompaña y lentamente me deposita en mi cama con sutileza con ternura con la mas maravillosa sensación antes vivida al caer en el vacío de mi cama me inunda la nada, no puede moverme me tienes completamente atrapado, en tus manos; intento detenerme, alejarte de mí pero solo consigo acerté más fuerte solo consigo que entres más en mí. 

Deslizas tus fríos labios sobre mi cuello y el néctar de tu ser entremezclado con el vino de tus labios me vuelve loco, la pasión me ase sentirte cada vez mas; no sé como detenerte, escapar o más bien no se como detenerme, como gritarle a mis sentidos que dejen de pensarte, que te olviden, es que quiero y después ya no, arrancarte de raíz aunque mis más ardientes anhelos me aseguran que es mejor vivir así, atada a las cadenas que has impuesto en mi y en aquel sitio donde me derrumbé sigo ahí, sigo con tu espíritu matador postrado sobre mi y no sé que más hacer estoy y no, porque fuiste tan malo que decidiste llevarme hasta donde tu para dejarme morir, para hacerme consumir de la nada su aliento, de ti todo tu veneno; lo he tomado ya, soy el que no quiero ser… pero espera un segundo,un movimiento más, mi cuerpo se encuentra completamente desnudo en la espera de tu realidad para apagar mis ansias de quererte devorar y en otro segundo... un suspiro, una daga y de nuevo he de ser yo. Mi cuerpo inerte en la habitación del recuerdo ha venido a traer una mezcla de aromas de sangre y sexo, de amor y piedad. 

¿Que es eso que perturba mi silencio? dirijo mis ojos asía la puerta de esa habitación sin salida, de ese laberinto al que mi deseo me ha encadenado, lentamente veo deslizar tu cuerpo, por la entrada más celestial y perfecta que jamás imagine, ¿eres tú o soy yo? No lo comprendo, tu recuerdo te revive o es la esencia grabada en esta eterna habitación. Te miro con la sonrisa que me volvió loca, te miro brillando deslizándote como un fantasma, y yo atada sin poder tomarte, como animal deseando tu cuerpo, te paras frente a mi y tus curvas tan maltrechas pero perfectas para mi, me vuelven adicta a tu presencia, quisiera que te acercaras, que me besaras, pero solo estas ahí mirándome en la mas lastimosa de mis escenas, me miras con lastima, y yo con deseo cierro los ojos para despertar de esta pesadilla. 

Y al abrirlos ya no estas, te busco en las sombras y ya no estas no sé si alegrarme o maldecir mi destino, te has esfumado, y de un sentón en la cama vuelvo en mí… 

Mis sabanas mojadas, me recuerdan aquella pesadilla que me hizo hasta sudar, empiezo a recordar y de pronto una suave voz, se deja escuchar: 

-Amor, es la hora de la ducha ya... 

Es increíble, porque nunca estuviste lejos, porque nunca te tuve que desear tanto como en aquella excitante pesadilla; estas ahí conmigo desde no sé cuanto tiempo siendo mi dueñoo, siendo mio y de nadie mas, corro a tus brazos y te sorprende mi desenfreno te beso con ansias locas como queriéndote dejar sin boca y entonces iniciamos un acto más real de amor y sensibilidad; aprieto tu espalda y nos dirigimos a la ducha, sin decir palabra alguna te dejas llevar por mi locura. Sentimos la pasión renaciendo de un sueño y tu boca se desliza tan rápido, tu lengua exorciza mis demonios, tus manos debilitan mi cuerpo, y la suave caricia del agua que nos cubre hace maravilloso ese momento; recorro tu espalda con locura aferro mis uñas a algo que es mio, toco tu cuerpo tan maravillosamente y deslizo mis labios por tu pecho, tu respiración agitada es mas fuerte que el agua, muerdo tus pechos los recorro dulcemente miro tus ojos y sé lo que sientes; Sé que me deseas, sé que sientes esta pasión que carcome mi espíritu, recorro tu abdomen mojado y llego hasta tu sexo lo beso con ternura y te invito a devorarme en la cama con la sutileza más delicada que te envuelve, me encaminas a aquel sitio de batalla donde un juego de seducción nos hará llegar al éxtasis deseado, nos recordara que siempre nos hemos amado y al final cuando seamos solo uno que el cielo nos perdone si abusamos de este don tan exquisito que es hacer el amor en completa comunión.

Audiolibro Recomendado del Mes

Compartimos el Libro: "De la dictadura a la Democracia" del autor Gene Sharp, en su formato audiolibro para nuestros estimados lectores. Un título imprescindible sobre los diferentes métodos que el autor propone para disolver dictaduras por medio de revoluciones pacíficas y acciones no-violentas. (son díez capítulos que se estarán subiendo hasta completar la carpeta):