martes, 22 de febrero de 2011

Historia como acto político [Howard Zinn]


Quisiera ver un mundo en el que las poderosas corporaciones no dominaran la economía... en el que las empresas económicas estuvieran en manos de los trabajadores... en el que los derechos de los trabajadores y de los consumidores tuvieran representación en los organismos que toman decisiones. Sería un mundo con una democracia de base como la que existió en la Comuna de París de 1871... de continua participación... de mítines populares por todos lados, en el que la participación popular no se limite a comicios cada dos o cuatro años en los que se escoge entre dos miserables posibilidades... una participación de base y de toma de decisión a todo nivel.

No sería fácil poner eso en práctica en una sociedad compleja y grande. Pero estoy convencido de que es posible tener infinitamente más democracia política que hoy. El objetivo sería equilibrar las condiciones de vida de los pueblos del mundo; utilizar la enorme riqueza que existe para alimentarlos, para cuidar a los niños. Todo mundo debe tener ciertas garantías fundamentales: techo, suficiente comida, atención a los niños, servicios de salud sin tener que preocuparse del costo, de formularios o firmas.

También tenemos que tumbar las barreras nacionales; un mundo sin pasaportes ni visas, para que la gente pueda desplazarse libremente como se desplazan las corporaciones. Naturalmente es una visión difícil de contemplar, pero si uno no tiene una visión así no podrá evaluar lo que pasa día a día.

Por ejemplo, si uno no tiene una visión de un mundo sin fronteras, no puede evaluar cosas específicas, como por ejemplo: ¿debe el Congreso instituir esta o aquella ley de inmigración? ¿Debemos limitar la inmigración a este o a aquel nivel? Si uno tiene una visión de la clase de mundo que quiere, se aclara la posición que debe de tomar hacia la inmigración: que el concepto mismo de extranjero, foráneo o inmigrante no debe existir.

Si creamos condiciones de equilibrio de recursos, si cada quien puede vivir en ciertas condiciones básicas, se minarían las bases del racismo, del sexismo y del crimen. No es difícil ver por qué hay tanto crimen violento en Estados Unidos con los extremos de riqueza y pobreza que hay. En los países de mucho menos crimen la riqueza está mejor distribuida.

Así que es importante tener una visión de un mundo diferente que nos oriente de un día al otro.
 
Howard Zinn

Entrevista en Obrero Revolucionario #987, 20 de diciembre, 1998

Audiolibro Recomendado del Mes

Compartimos el Libro: "De la dictadura a la Democracia" del autor Gene Sharp, en su formato audiolibro para nuestros estimados lectores. Un título imprescindible sobre los diferentes métodos que el autor propone para disolver dictaduras por medio de revoluciones pacíficas y acciones no-violentas. (son díez capítulos que se estarán subiendo hasta completar la carpeta):